top of page

El cuidado del cordón umbilical

Actualizado: 14 abr 2023

Durante el embarazo, es el cordón umbilical es el encargado de abastecer nutrientes y oxígeno a tu bebé en desarrollo. Luego de nacimiento, el cordón umbilical ya no es necesario; por ello, lo cerramos con unas pinzas y lo cortamos, dejando un pequeño muñón. El muñón del cordón umbilical del bebé se seca y, finalmente, se cae, en el plazo de una a tres semanas luego del nacimiento.




Mientras tanto, deben tratar la zona con suavidad, de la siguiente manera:

- Mantengan el cordón seco: expongan el muñón al aire para que se seque la base. Para esto, doblen la parte delantera del pañal para que no lo cubra, controlando que siempre se encuentre por fuera.

- Para una correcta higienización, cúrenlo con alcohol y gasa, mínimo 3 veces al día.

- Dejen que el cordón se caiga solo. Resistan la tentación de quitarlo.


¿A qué deben estar atentos?

Durante el proceso de recuperación, es normal ver algo de sangre cerca del cordón. Al igual que una costra, es posible que el muñón del cordón umbilical sangre un poco cuando se caiga. Sin embargo, comuníquense con el médico si supura pus, si la piel circundante se enrojece y se hincha, o si la zona presenta un bulto húmedo y rosado. Estos podrían ser signos de una infección en el cordón umbilical. Además, si no se cae después de tres semanas, infórmenlo al médico. Es importante proporcionar tratamiento inmediato para detener el avance de una posible infección o problema subyacente.


85 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page